Skip to content

por Mihaela Culea, XI C

No sabía qué hacer. Había creído que era un sueño, pero había un dinosaurio en el rincón de mi dormitorio y no era un juguete de mi hermano, era real. Esperé unos minutos para ver si él quería hacer algo. Se movió un poco, pero sin hacer ningún ruido. Estaba demasiado asustada para levantarme e ir a su lado. Sin embargo, me parecía la única solución. ...continue reading "El secreto"

por Víctor Chiper, XIC

Érase una vez un explorador que se llamaba John. Era un hombre alto, fuerte y muy valiente. Todo el tiempo se iba de aventuras con su ayudante Luca. ...continue reading "La extraordinaria historia de Luca y John"

por Teona Daia, XI C

Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí. Todo a mí alrededor estaba desierto, sólo arena que se sentía muy caliente. No la podías tocar. El dinosaurio estaba allí. Pero no sabía cómo había llegado allí y cómo podía estar sentado en la arena. Era ese tipo de dinosaurio con garganta larga que solamente come hierba u hojas del árbol. ...continue reading "El extraño sueño real"

por Matei Capotă, XI C

Corría por las calles como un loco, estaba muy nervioso, pero también triste. No sabía qué hacer. Al mismo tiempo intentaba buscar un lugar para esconderme, pero no es fácil esconder un cuerpo de dos metros de altura.
Grité, pero nadie me podía oír; todo el mundo había desaparecido. Yo no lo veía, pero sentía la tierra moviéndose cada vez que pisaba.

Encontré un casa abierta y entré en ella. Estaba tan fatigado que ni podía pensar. Me tiré en la cama y empecé a roncar. Cuando desperté, el dinosaurio me miraba como se mira un mosquito antes de matarlo; me desmayé.

Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí.

por María Bibiș, XI-C

https://sites.google.com/site/muzeumeu/

Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí. Estaba muy asustada por verlo a mi lado. Me levanté de las baldosas muy incómodas y empecé a caminar por las salas casi interminables. Vi otros tipos de dinosaurios, animales, reptiles, aves.

De repente, oí la voz de una mujer que estaba gritando: ¿Hay alguien aquí? En aquel momento me di cuenta de que me había quedado dormida en el Museo Antipa haciendo el proyecto de biología. Mi madre me estaba esperando a la salida del museo, llorando. Después de contarle lo
que pasó, empezamos a reír sin parar.  

por Luca  Daia, XIC

Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí. Parecía que yo era el único que se había despertado. Todos estaban durmiendo. Me sentí muy asustado. Intenté despertar a una chica que me parecía familiar. Empecé a gritar en su oreja, bailé encima de ella, pero no pasó nada. ...continue reading "Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí"

imagen: mx.depositphotos.com

Dos copas de vino rojo y acción salpicaduras sobre fondo blanco. Concepto de celebración de alegría. Foto de vista macro —  Fotos de Stock

por Valentin Surcel

La primera vez que bebí un vaso de vino fue en la boda de un primo mío que se casó a los 29 años. Cuando acabé de beber entendí por qué esta bebida ha estado presente durante toda la historia de la humanidad. Hasta Jesús convirtió en agua en vino y este es el primer milagro que hizo. ...continue reading "El milagro del vino"

imagine: www.ziare.com

por David Stanciu, XI A

No bebo vino. En serio. No me gusta el sabor. Y, además, tengo 17 años. Legalmante no puedo beber bebidas alcohólicas. A veces deseo un poco de cerveza o sidra, pero vino nunca. Solamente bebo vino cuando mis amigos pasan por mi casa. ...continue reading "No me gusta el vino"