Skip to content

Amor bruto/Dragoste din topor: Obra

5394f56e2508c6300b38260f_5476fa1960511e120767b81f_320Obra que compuse con los alumnos del IXC de este año.

Modalidad de trabajo:

Propuse a los alumnos componer una obra de teatro. Escuché todas sus ideas, me las apunté y compuse el texto. Aprendimos a interpretar por secuencias, adaptando en seguida las ideas que surgían durante el trabajo.

imagen:paigeeworld.com

La trama es breve; transcurre en un solo acto. El lugar es una sala de clase. Es una composición extraña, fantástica, cómica, algo absurda y exagerada pero no carece de cierta lógica teatral.

Actúan todos los alumnos: Sara Bălășescu (Profesora), Fabiola Bibiș, Andrei Borșoș, Matei Capotă (Alumno del armario), Victor Chiper (Fotógrafo y cámara), Robert Chiric, Mihaela Culea (Enamorada del Alumno del armario), Luca Daia-Creinicean, Teona Daia-Creinicean, Beatrice Dănilă, Ioana Dragomir, Alexia Dragomir, Bianca Enache, Radu Ionescu (Sacerdote)

Música: Adriano Celentano (Paolo Conte)-L'Indiano; Zucherro y Maná-Baila Morena

Suenan campanas y después la música. Los alumnos van entrando en clase uno a uno y se van sentando a las mesas.

El profesor entra en la clase con una enorme bolsa deportiva llena de todo tipo de cosas: juguetes de peluche, adornos del árbol de navidad, pistolas de juguete etc. Busca algo y no encuentra. Se pone nervioso.

Sara (la profesora): - ¿Dónde, diablos, está?

Sacude la bolsa. Las cosas caen por el suelo pero lo que está buscando no aparece.

Sara: - ¡No entiendo nada!

Vuelve a hurgar en el interior de la bolsa. Por fin saca una enorme hacha de cartón.

Sara: - Aquí está.

Mira el hacha con interés y sonríe.

Luca:- ¡Qué bonita!

Profe: - ¿Te gusta?

Luca: - Sí, mucho.

La profe saca un guante de goma con agua dentro. El alumno tiene un brazo vendado y manchado de sangre.

Luca: -¡Ah, mi mano!

Profe: - ¡Toma!

Luca: -Gracias, profe.

El guante rebota encima de la mesa como una pelota. Empieza a sonar una música.

Profe: -¿De dónde sale esta música?

Teona: -Del armario.

La profe abre el armario. Matei astá tumbado dentro con los oídos tapados con cascos.

Profe: -¿Ah, eres tú?

Matei está desesperado. Empieza a llorar: -¡Me han encontrado otra vez!

Profe: -¡Claro que te hemos encontrado!

Ioana: -Es que siempre te metes allí. Es lo único que sabes hacer; esconderte y mentir.

Profe: - ¡Sal de ahí, criatura!

Matei: -¡No quiero salir, señora, por favor!

La profe quiere sacarlo a la fuerza.

Bianca: -¿Pero, qué hace? ¡No puede sacarlo a la fuerza!

Beatrice: - Claro que puede. Es quien manda aquí.

Andrés: - Sí, es la jefa.

Fabiola (golpeando con el puño en la mesa): -De eso nada. ¡Los jefes somos nosotros!

Luca: -Yo no quiero ser jefe. A los jefes a veces les cortan la cabeza, como al rey de Francia.

Fabiola: -Yo sería una reina. A las reinas no les cortan nada.

Robert: - ¿Por qué crees eso?

Fabiola: -Porque somos mujeres. ¿Quién se atrevería a cortarle la cabeza a una mujer?

Robert: - El pueblo francés. María Antonieta fue juzgada, condenada por traición y guillotinada el 16 de octubre de 1793.

Fabiola: -¡Ay, Mister Losabetodo!

Matei: -¡Dejadme en paz. por favor!

Robert imita la voz llorona de Matei: - ¡Dejadme en paz. por favor! ¡Ja,ja,ja! Radu y Robert se golpean las palmas de las manos. Ríen los dos.

Matei sigue gimoteando: -¡No quiero morir otra vez, por favor!

Se pone de rodillas.

Profe: -¡Traedme una silla!

Robert trae la silla. Está muy contento: -¿Está bien, profe?

Profe: - Sí, está perfecto.

Matei: - ¡No, por favor, no quiero morir otra vez!

Andrés: - No me parece justo. Es siempre él quien tiene que morir.

Teona: - Entonces te matamos a ti.

Andrés: - ¿A mí?

Ioana: - Sí, a ti.

Andrés: - No, a mí no.

La profe coloca la cabeza de Matei sobre la silla. Una alumna empieza a llorar.

Mihaela: - ¡Ay, Dios mío, qué horror!

Ioana: -Tranquilízate. La profe sabe cómo hacerlo para que no sienta dolor. Todo estará bien. Ya verás. Sólo un golpe y la cabeza ... Tú ya me entiendes.

La profe levanta el hacha.

Matei (grita): - ¡Perdone un momento!

Profe: - ¡Qué pasa!

Matei saca un chicle de la boca y se lo da a la alumna que llora: -El chicle. ¡Guárdamelo, por favor! ¿Vale?

Mihaela: - Vale-. Le da un beso en la mejilla.

Matei vuelve a colocar la cabeza sobre la silla. El profe levanta el hacha.

Matei: -¡Espere!

La profe: - ¡Pero qué pasa!

Matei se pone de pie y busca algo en los bolsillos: - El mechero, no sé dónde está el mechero. ¿Quién me ha robado el mechero?

Ioana: - Ahora ya no encuentra el mechero. Mentiras y más mentiras.

Teona: -Si fumas, vas a pillar un cáncer

Matei: - ¿Así?

Robert: - ¿Qué más le da?  ¡Si va a estar muerto, ja, ja, ja!

Beatrice: - El cáncer a los muertos no les hace ningún daño.

Teona: -¡Vaya bromitas!

Profe: - ¿Tus padres saben que fumas, criatura? ¡Ven aquí de una vez!

Matei: - ¡No se lo diga, por favor! ¡Se lo suplico!

Profe: - ¡Pon aquí la cabeza!

Matei: - La pongo si no les dice a los viejos que fumo. ¡Prométamelo!

Profe: - ¡Cogedlo!

Robert y Radu cogen a Matei por los brazos y le ponen la cabeza sobre la silla.

Todo está listo para que le corten la cabeza. Suena una música fúnebre. El profe levanta el hacha otra vez.

Matei: - ¡Mihaela!

Mihaela: - ¡Sí, mi amor!

Matei: - ¿Tú... me amas?

Mihaela se pone a llorar más fuerte.

Matei: - ¡Espere, profe! ¡Por favor, espere! Se lo pido por última vez!

Profe: - De acuerdo.

Mihaela se acerca y se pone de rodillas.

Matei: - ¿Te quieres casar conmigo?

Mihaela: - ¡Sí, mi amor!

Matei: - ¿Me vas a amar hasta que la muerte nos separe?

Mihaela: - Sí, te voy a amar hasta que la muerte nos separe

Matei: -Es decir, muy poco.

Mihaela: - Sí, muy poco.

Lloran los dos. Lloran todos.

Radu (Víctor saca de la cartera un traje de sacerdote y se lo da): - ¡Queridos hermanos! Estamos aquí junto al áltar para que Dios garantice con su gracia vuestra voluntad de contraer matrimonio. Por tanto, ante esta asamblea, os pregunto sobre vuestra intención.

Pregunta a los esposos:

- ¿Venís a contraer matrimonio libre y voluntariamente?

Esposos: - Sí, venimos libremente.

Sacerdote (Radu): - ¿Estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente?

Esposos: - Sí, estamos decididos.

Sacerdote: -Así, pues, ya que queréis contraer santo matrimonio, unid vuestras manos.

Los esposos unen las manos.

Sacerdote: -Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

Bianca: -¡Qué romántico! Nosotras también nos queremos casar.

Beatrice: -Voy a llamar a mi novio, Pablo, para que venga y nos casemos. Tiene coche, un coche rojo, como a mí me gusta. ¡Ay, qué ilusión!

Alexia: -Mi novio no tiene coche pero tiene monopatín. Un monopatín verde. Nos queremos tanto, tanto, que cabemos los dos en su pequeño monopatín y podemos ir hasta el fin del mundo.

Profe: -¡Ya basta!

Levanta otra vez el hacha. Suena el móvil de la profe: -¿Quién será? ¿Quién se atreve a molestarme mientras estoy en clase? ¡Que alguien me ayude!

Una alumna toma el hacha y lo levanta. La profe habla por el móvil. La conversación es importante. La alumna (Alexia) que tiene el hacha en alto pregunta:

- ¿Y yo qué hago ahora?

Un alumno (Luca) grita de repente: -¡Baila!

1 thought on “Amor bruto/Dragoste din topor: Obra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: