Skip to content

Una extraña

Una extraña

Me despierto a las 7 y 35 de la mañana. Bebo mi café y salgo al balcón para ver a los transeúntes que se apresuran a ir al trabajo. Justo en frente de mí, hay un balcón que llama mi atención. Cuando miro la ventana, hay una mujer de pie allí. Su pelo es largo y negro y me está mirando. La sonrío y me doy la vuelta un segundo, pero cuando miro hacia atrás se ha ido.

Con el paso del tiempo, siempre miro hacia la ventana esperando a que esté allí, pero ella no lo está.

(por Anca Cosas, IX C)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: