Skip to content

Los niños y el teatro

img_2098 dsc_0065-2Elegí este tema porque me apasiona mucho y especialmente porque el año pasado compuse una obra de teatro que se llama “El misterio del diamante” y pude ponerme en el lugar de un actor y de un coordinador en el mundo teatral.

Aunque fue un trabajo duro, recibimos el segundo premio por el guión y el primer premio por el decorado que yo y mis compañeros hicimos y, por eso, este año estamos representando otra obra de teatro en el mismo Festival de Teatro Español junto con los niños del sexto y séptimo grado de este colegio.

El teatro infantil español tiene sus principios en el siglo XIX y se refierre a las obras escritas e interpretadas para los niños. Además, este tipo de teatro está ayudando a los niños a desarollarse de manera natural y original dado que los autores de teatro infantil intentan crear un mundo diferente en el que los niños puedan expresarse libremente.

Entre los autores de teatro infantil destacan: Jacinto Benavente, Alejandro Casona,Federico García Lorca, Laura Olmo, Carmen Conde y Ana María Matute.

Jacinto Benavente es considerado el principal renovador del teatro español del cambio del siglo.

Jacinto Benavente nació en Madrid el 12 de agosto de 1866 y falleció en Galapagar el 14 de Julio de 1954. Fue dramaturgo, guionista y productor de cine español.

Fue conocido por la fundación del Teatro Libre, creado años antes por André Antoine en París y su gran propósito era la escenificación de obras minoritarias.

A los treinta y dos años se hizo conocido por la formación en la Cervecería Inglesa de la Carrera de San Jerónimo. Él exito viene con la llegada del siglo XX cuando publica “La noche del sábado” en 1903, “Rosas de otoño” en 1905 y “Los intereses creados” en 1907.

En 1992 se fue a Estados Unidos y se desarolló en plan teatral y artístico hasta que se le otorgó el Premio Nobel de Literatura. De regreso a España recibió numerosos homenajes y se cree que Benavente fue una figura marcante en el teatro español porque tenía  mayor  brillantez en los diálogos y más variedad de personajes.

Jacinto Benavente quiso satisfacer todos los tipos de público y por eso escribió para todos los subgéneros y fue muy apreciado.

El monólogo lo utiliza en “Cuento inmoral”, el pasillo cómico en “No fumadores”, el sainete en “Todos somos uno”, la comedia moralizante en “El collar de estrellas”, la comedia de ambiente burgués en “Al natural”, la comedia rústica en “Señora ama”, el drama policiaco en “La Malquerida” y el teatro infantil en “El príncipe que todo lo aprendió en los libros”.

Por toda esta variedad de temas que Benavente empleó en sus obras, fue muy respetado en el mundo literario y cinematográfico también porque llegó a escribir más de ciento setenta obras y a estrenar la mayoría de estas en Europa y América.

El teatro de Jacinto Benavente destaca por:

-señalar vicios

-mezclar la clase más noble de la sociedad: reyes, duques con la clase más baja de la sociedad: criminales

-criticar a menudo, pero sin incomodar al público

-emplear un diálogo fácil

Preocuparse por la situación educacional y cultural de los niños fue una obsesion durante toda su vida, que se debía al hecho de que su padre se encargaba de los niños del Hospital del Niño Jesús.

Benavente creía que la sociedad española no incluye a los niños en la vida real de los adultos, por eso el autor de teatro siempre quiso abrir los horizontes a la generación más joven con temas que no se tratan a menudo como, por ejemplo, el amor a los animales.

“En España, ¡triste es decirlo!, no se sabe amar a los niños. Si no hubiera otras pruebas bastaría esta falta de una literatura y de un arte dedicado a ellos.”

Porque pensaba que el teatro significa un increíble instrumento pedagógico, Jacinto Benavente inició un Teatro de los Niños que tenía un repertorio de obras muy largo.

Otra característica de Benavente es completar el teatro con la poesía, la tragedia con la comedia o mejor dicho, la tristeza con la alegría, porque consideraba que los sentimientos no pueden asustar o deprimir a los niños, sólo pueden educarlos y por eso Jacinto quería escribir unas obras con valores morales de todos modos, sin mentir o crear un mundo donde todo tiene un final feliz: ”No se harán obras que atemoricen o depriman el espíritu de los niños; alegría sana y tristeza sana también; la que educa y afina el espíritu.”

Benavente se inspiró en el teatro de Lorca y también en el teatro de Salvador Bartolozzi y Magda Donato, creadores del Teatro Pinocho.

Benavente fue un verdadero ejemplo dado que se dedicó plenamente a los niños y nunca olvidó que la cultura debía empezar  por su sector más joven: los niños.

Como en los últimos dos años empecé a entender poco a poco el teatro, puedo decir que los autores como Jacinto Benavente influenciaron positivamente la cultura y el desarollo de los niños y estoy de acuerdo con lo que dijo Benavente en un artículo en cuanto al entendimiento de los infantes.

Creo que hay una falta de expresividad y libertad en cuanto a los niños porque muchas veces se les imponen unos valores que no permiten que ellos sean creativos y libres. Por eso creo que esta experiencia bonita con los niños del sexto y séptimo grados representó una lección de vida para mí y mis compañeras porque nos asumimos una responsabilidad enorme y logramos conocer gente importante y ganar unos premios importantes en el Festival de Teatro Español. Mucho mejor es, sin embargo, que logramos que los niños sean abiertos y expresivos y que se sientan seguros y entendidos porque se convirtieron en una familia para nosotras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: