Skip to content

El dinosaurio

por María Bibiș, XI-C

https://sites.google.com/site/muzeumeu/

Cuando desperté, el dinosaurio todavía estaba allí. Estaba muy asustada por verlo a mi lado. Me levanté de las baldosas muy incómodas y empecé a caminar por las salas casi interminables. Vi otros tipos de dinosaurios, animales, reptiles, aves.

De repente, oí la voz de una mujer que estaba gritando: ¿Hay alguien aquí? En aquel momento me di cuenta de que me había quedado dormida en el Museo Antipa haciendo el proyecto de biología. Mi madre me estaba esperando a la salida del museo, llorando. Después de contarle lo
que pasó, empezamos a reír sin parar.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: