Skip to content

El Síndrome de Don Juan

Stephanie Clair - Tender Embrace

“Dadme un día para enamorarlas, otro para conseguirlas, otro para abandonarlas, otro para sustituirlas y una hora para olvidarlas” decía el protagonista Don Juan Tenorio de la obra homónima escrita por José Zorrilla en 1844. “Mozo sangriento y cruel”, “quimerista, seductor, jugador de ventura”, “león audaz, cauteloso y prudente”, que “no tiene consciencia ni alma”, Don Juan es un seductor que no se enamora, que sólo juega a seducir y está determinado por lo que significa placer.

¿Cómo reconocer a un don Juan?
Nunca antes, sólo después. Un don Juan es un héroe byroniano, un ser antisocial, sofisticado, educado, cínico, arrogante, encantador, elegante, con un gran poder de seducción y atracción sexual. Para él que toda mujer es un reto y una manera de demostrar que es poderoso. Don Juan siempre está en busca de nuevos trofeos, pero estos trofeos deberán de cumplir ciertos requisitos: de preferencia que sean vírgenes o que nos se dejen conquistar facilmente, ya que les agrada lo inalcanzable. Don Juan vive seduciendo: si está reunido con amigos y llega una mujer, de inmediato cambia de actitud. Su instinto lo pone en alerta, le previene que ha llegado “una presa”.

¿Es don Juan superdotado?
No. A diferencia de otros hombres, don Juan sabe cómo proporcionar placer. En el preludio comienza al conocer a la mujer. Personaje muy camaleónico, don Juan percibe muy rápido los gustos, debilidades, preferencias y carencias de la mujer, y con esos datos manejan la relación. Su mayor aptitud es halagar la sensibilidad femenina y darle a cada mujer lo que ella está necesitando.

¿Por qué a las mujeres les gustan tanto?
Las mujeres se sienten sexualmente más atraídas por los hombres arrogantes, indiferentes, misteriosos, masculinos que que por los hombres “buenos”, adorables y sonrientes. Las mujeres que mueren por esta clase de hombres suelen querer “domarlos” para convertirse en heroínas salvadoras. Ellas piensan que atrapar a una presa tan difícil les hará más especiales o que él se convertirá en un compañero dedicado y un buen papá. Es más, ellas buscan constantemente en su pareja las cualidades de las que carecen o les hubiera gustado tener, o incluso al padre perdido; de igual manera que los don juanes buscan a su mamá en todas las mujeres.

Adelina Marin,
cls. XII-D

1 thought on “El Síndrome de Don Juan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: