Skip to content

CHAMPIONS | City 1 – R. Madrid (El Mundo)

CHAMPIONS | City 1 - R. Madrid 1

Rocchi expulsó a Arbeloa por un penalti inexistente. (AFP)Rocchi expulsó a Arbeloa por un penalti inexistente. (AFP)

  • Gran primera mitad del Real Madrid que marcó un gol y perdonó varios
  • Resurreción y control local en el segundo acto, con Silva al mando
  • Casillas salvó una del Kun, pero encontró su gol con un penalti y expulsión inexistente de Arbeloa
 

Perdón blanco en la primera y castigo arbitral en la segunda con un City y un David Silva más acordes a su potencial. El Madrid se marcó una sinfonía de 30 minutos perfectos, una oda de velocidad de pelota, precisión y llegadas constantes con 12 disparos a puerta y una zaga citizen de colador. Pero no sacó el mazo ante Joe Hart, cazó un gol y se fueron por los menos cuatro, con la zaga del City de amigo y Khedira en el área como por el patio de su casa. En la segunda, una ola azul, más agresiva y amenazante, todo lo que encogió el Madrid. Casillas salvó algunas y Gianluca Rocchi ayudó con un penalti y expulsión inventada de Arbeloa sobre Agüero. Además, permitió un puñado de empujones azules para frenar las carreras de Cristiano. Padecimiento hasta el final con Silva siendo Silva. Clasificación sin optar a la primera plaza, el Dortmund desplumó al Ajax 1-4 en Amsterdam. El Madrid enseñó un peligro constante y apenas concedió un par de acercamientos de verdad a los azules en 45 minutos. Dice muy poco en favor de Mancini que un grupo con David Silva, Touré, David Silva, Agüero o Dzeko fuera tan diferente con otro sistema de la primera parte a la segunda. Obligado por el baile y el gol blanco, cambió su apuesta por otra más acorde a la calidad de sus piezas. Hasta que no recolocó al duro Zabaleta en la izquierda y subió la posición de Kolarov, sólo existió su enemigo en el Etihad. El City fue otro con un Touré y David Silva cada uno su papel.

Funcionó perfecto Xabi Alonso en la zona de máquinas, Modric la soltó rápido, pero se terminaría difuminando y tanto Di María como Cristiano se entendieron con Benzema. Lástima que el protagonista de sus mejores ocasiones, Khedira, un visitador sorpresa en el área rival, no sea un especialista. Tuvo tres y las falló. Una se le fue de primeras mordida, otra de cabeza al exterior de la red, ambas con orgien en Cristiano, que tampocó mató en una doble intentona. Y una última del alemán, clarísima, en una estampida rompedora por el centro en la que pegó una patada al suelo delante del portero Hart. Tropezón sin vaselina.

Y se encontró el gol de Benzema en la menos preciosista. Centro bombeado de Di María, Maicon y los centrales se embelesan, y Benzema remata a placer con el pie en el segundo palo. Lo único reseñable del peligro local estuvo en una entrada de Maicon percutiendo por el centro tras una pared de primeras con el Kun Agüero. Coentrao, que resolvió con suficiencia su trabajo, estorbó lo suficiente tirándose abajo para que el lateral brasileño no impactase de lleno.

Silva 'aparece' en la segunda parte

La segunda parte pintó un escenario diferente. Kolarov, lateral, dejaba su sitio en el medio a Javi García. Touré lo agradeció infinito, pero fue David Silva quien subió como la espuma. Y el City junto más gente en el centro y se sucedieron asociaciones de sus mejores peloteros con los puntas. Agüero creó las que pudo, mientras su compinche Dzeko estuvo torpón en la entrega y apenas conectó remates. Primeros avisos de que la cosa cambió de veras. Al Kun se le iba largo un mano a mano después de una fantástica jugada. El Madrid se sintió exigido y pasó apuros en una batalla en la que se disputaba cada metro. La entrada de Tévez por Nasri antecedió la mejor ocasión en una colada por la línea de fondo estilo Maicon cuyo disparo pegó en Ramos. El balón se envenenó al segundo palo donde Agüero remató en la puerta del gol, pero sacó Casillas con un paradón soberbio sobre la misma raya.

Un penalti inventado

Al visitante le escaseó el peligro superado en la medular, Khedira y Xavi sufrían y la entrada de Callejón no mejoró a Modric. El árbitro Gianlucca Rocchi se tragó un posible empujón de Kompany en el área sobre Cristiano al buscar su propio rechace después de un chupinazo lejano. Y otro empujón más en la banda sobre la víctima. Sigan, sigan, sigan... en ese campo. En el lado contrario, tiró de gatillo fácil al inventarse un penalti y expulsión por un nada de nada de Arbeloa sobre Agüero en el área. Como propina, le expulsó y el Kun aprovechó la gentileza del señor Rocchi y engañó a Casilas desde los 9 metros.

Faltaban casi 20 minutos y ardía el Etihad con su equipo con uno más y Silva barajando las cartas. El árbitro, con Cristiano desquiciado por enésima vez y Mourinho desencajado, se inhibía en el enésimo empujón sobre la carrera del portugués. El portugués se cargaba de razones para la rueda de prensa que no utilizó. El Madrid resistió con uno menos, aunque el City rozó el triunfo en un pase sensacional de Silva que no llegó a rematar Tévez por media pulgada.

Published on Categories Blog

About Robert Lozinski

Autor de Blog El Maestro® y editor de los contenidos. Nacido en Moldavia, república perteneciente hasta finales de los 80 del pasado siglo a la desaparecida Unión Soviética. Licenciado en Filología por la Universidad Estatal de Kishinau. Doctorado en Filología Hispánica por la Universidad de Bucarest. Profesor de español en el Liceo Bilingüe “Miguel de Cervantes Saavedra” de Bucarest. Autor del Blog “La Ruleta Chechena" donde publica artículos y relatos. Su novela, "La ruleta chechena", fue premiada con “Francisco García Pavón de Narrativa, 2008”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: