Skip to content

Punto y aparte: Las aventuras de Juan

Un día de verano Juan y su familia se van de viaje a las montañas. Juan se aburre mucho porque ve por la ventana todo el tiempo lo mismo: bosque y árboles. Sus padres hablan sobre el camino y otras cosas. De vez en cuando paran para fotografiar el relieve y toda la naturaleza.

Juan quiere descubrir el bosque y se dirige hacia el centro. Llega cerca de una roca donde hay una cueva. El pasa por ella y de repente llega a un lugar desconocido. El tiempo en que se encuentra es la Segunda Guerra Mundial. El se queda sin palabra cuando ve a los soldados luchando y dentro de él hay un temor fantástico. Por su cabeza pasa un pensamiento irreal: que los portales espaciotemporales son reales.

El se da cuenta de que tiene que salir rápidamente de este espacio temporal y regresar a su casa. ¿Pero cómo puede hacer eso? ¿Encontrar otra cueva? Descubre que está en París porque reconoce la Torre Effel. Pasa por toda la ciudad y es testigo de unas imágenes de guerra brutales pero increíbles para un chico del siglo XXI. Después un grupo de soldados alemanes lo ve y le dicen algo que el chico no entiende y lo encierran en una cárcel. Todo su cuerpo tiembla al ver dónde está: entre delincuentes, ladrones y también hombres que no son culpables. Sus compañeros de habitación son un hombre de cincuenta años y uno de sesenta que parece estar loco. Juan les dice todo lo que sucedió con él. El hombre menor de edad empieza a reír pero el otro le dice que tiene razón, existen estos portales en todo el mundo. Uno de estos portales está en Francia pero no sabe si lo lleva a su casa.

El loco decide ayudarle y crea una trampa para que el chico pueda escapar. Logra hacer eso y Juan se dirige rápidamente a este lugar. Entra en una tienda abandonada y llega a Africa al desierto de Sáhara. Allí logra vivir unos días porque llega al norte del desierto donde hay unas montañas. Encuentra cuevas y también agua. De repente oye un helicóptero volando. El empieza a hacer todo lo que es posible para que lo vean pero el helicópero pasa cerca de él casi como si él fuera una hormiga en un campo de trigo. Al final encuentra un camello y se dirige al norte pero olvida su botella de agua y regresa a la cueva para llevársela. Pero regresa por otro camino. Su éxito es que logra encontrar un portal y volver a su casa. Cuando llega ve que sus padres son más viejos y no lo reconocen. Ellos piensan que es el espíritu de su hijo y le dicen que salga de su casa y que no vuelva. Después de esto vive en un orfanato hasta que cumple 20 anos y escribe un libro de aventuras con sus increíbles sucesos. El libro tiene mucho éxito y llega a ser millonario.

1 thought on “Punto y aparte: Las aventuras de Juan

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: